Usa el buscador:

 

29 oct. 2011

Encuentro de tejedoras Norteñas

El fin de semana pasado se celebró el primer encuentro de tejedoras norteñas en Cudillero, Asturias organizado por Ana de Téjeme y Elena.
Fuimos Ana, del corner Rowan Coruña y yo con sendos maridos.
Izquierda Ana, derecha yo
Llegamos el Viernes, nos encontramos, y picamos algo, probamos la sidra ...mmmm..que nos entraron dos botellas, asi, casi del tirón, para la próxima ya sabemos como se toma la sidra (no como un cubata, a sorbos;-D) y probamos los buchos de merluza, los cuales quedamos encantadas, por el glamur del plato. ;-)

Ésta foto es de la cena del sábado, ya cogiendo manía ;-)

Al dia siguiente a las 11 estabamos preparadas para el taller de hilado.
El panorama pintaba muy bonito nada más llegar.

Como podreis comprobar no faltó detalle, siempre pendientes de que estuviésemos agusto.
Ana, nos explicó el procedimiento de la lana, desde el esquilado, pasando por la limpieza en el rio, el cardado, peinado hasta el hilado de la misma, a mano con el uso o con rueca.
Cóardado y cómo hacer un uso "ecológico"

Lana recién esquilada
La misma lana después de lavada

Ana probó la rueca, y no se le dió mal, solo le queda controlar que no se le vaya para el lado contrario.

Cardadora de realización casera


Nos dieron material para confeccionar un bolso con una lana super suave, para afieltrar después, desmadejamos las madejas que tejeríamos después de comer.

 También nos
Y mientras tejiamos el bolso, con el estomago lleno, Alison, de Alpacas Alto Pas nos dió una charla sobre las alpacas, esos maravillosos animales que nos dan tanta felicidad a las tejedoras.

Alison, Alpacas Alto Pas

Tejiendo y oyendo

Sorpresa para mí, hablando con dos hermanas, una de ella es Remi, del foro DeLabores. También estaban Araceli, de Barcelona de Tiempos de Aninia, otra Ana de Guirigo.  Habia gente de Asturias, Galicia, Valladolid, Barcelona, Burgos y Madrid.


Conocimos a Marga, de Greta and the fibers (al fondo de la foto se ve parte de lanas, pasaros por su web y se os harán los dientes largos) una encantadora mujer, con mucha paciencia, que nos estuvo haciendo una demostración de hilado con uso, y llevo unas lanas, maravillosas, unas sedas con alpaca... flipantes, pero es lo que tiene ir con el marido pegado... "con todo lo que tienes..." asi que no hice la intención de comprar, como una niña buena.
Y ver cómo las demás compran te suscita cierta... envidia ;-P

Ya estaré en contacto con ella, por mis viajes a Barcelona de vez en cuando, jeje de primeras le voy a comprar fibra para empezar a jugar con el mundo del hilado con uso. Ya os iré contando.



Ana, impartiendo la técnica del afieltrado
Varias prendas afieltradas

Ana, nos trajo varias prendas afieltradas por ella, para sorpresa nuestra, varias están realizadas con lana Rowan, Big wool, pure wool, cocoon, nos estuvo contando cómo hacer un buen afieltrado, se quemaba las manos, pero ahí aguantaba. También nos dió nociones de cómo teñir con tintes vegetales, de la naturaleza, sauco, moras, todo lo que te deje mancha en la piel y no se vaya es propicio para teñir lana.

Remolacha para teñir

Cortó una remolacha y metió el bolso obtenido del afieltrado, se dejó toda la noche del sábado, aún no sabemos qué se obtuvo, ya nos dirán nuestras compis.

Y por la noche, cenamos todos juntos, salimos con el estómago con grietas de tanta comida, y después una copita y un billar.

Tampoco podiamos descuidarnos, que al dia siguiente teníamos ruta turística de la mano de Hugo, por Cudillero y movimiento "Urban Knitting". El hotel era una chulada, precioso.
Preparadas para la marcha desde por la mañana


Pareciamos un escuadron en fila de a uno

Vista de Cudillero desde lo alto
Colgaron unos pececitos colgados de cañas, imitando la pesca, los que llevamos trozos tejidos los colgamos de las farolas cercanas.




Ana intentó pescar uno de verdad

Lo intentamos hasta tirando las dos a la vez, y seguían sin picar, que mal se nos dió.


La estampa quedaba preciosa

La cara de la gente era muy curiosa





Y para terminar la jornada, antes de emprender el viaje de vuelta una comida en el hotel, solo con los que nos resistíamos a irnos.




El hotel nos gustó mucho, era una antigua casa de satrería, que se fué convirtiendo poco a poco en alojamiento, ya que el trabajo de sastrería comenzó a decaer.
Aquí podeis ver algo más: La casa vieja del sastre, otros asistentes se alojaron en La casa del Campo, muy bonita también, y es que en esas tierras todo tiene su encanto.

Para el año que viene ya estamos inscritas, jiji, ha sido un experiencia muy buena para las tejedoras, ya que nos hemos conocido muchas que ya lo éramos a través de la web.
Gracias a Ana de Téjeme, al fotógrafo, a su socio, Elena y su marido Hugo por estar siempre pendientes de que todo saliera bien.

3 comentarios:

SIONA dijo...

¡pero ha sido genial! que buena iniciativa ... sobre todo el que te acompañen los maridos sufridores de estas nuestras locuras ;)
Un abrazo,
SIONA

Hiroshige dijo...

Me ha prestado tanto pasar este fin de semana con vosotras, que voy a animarme a organizar otro ;-)

DeLabores dijo...

A mi ya me tienes en la lista verdad? jejeje

Siona, si no va el mio, me traigo como tropecientas madejas, empieza a ahorrar ya si vas el año que viene para traer las que puedas, como hacemos para las rebajas jejeje